Por que somos la suma de nuestras emociones, hazañas, debilidades, pensamientos, experiencias...


Por que somos la suma de todo aquello que nos rodea y nos falta.


Por que sumando todo lo que poseemos nos dará de resultado: NOSOTROS MISMOS.

30 de enero de 2012

- C R I S I S -

¡Hola a todo el mundo! Hoy voy hablar de un tema muy delicado: “La crisis económica” que estamos viviendo y como nos repercute, en especial psicológicamente. No quiero que penséis que frivolizo con el tema pero el objetivo de esta entrada a pesar de la situación en la que estamos viviendo es intentar ver más allá de ella.

Es decir, la preocupación por no encontrar empleo, que los ingresos en un hogar se hayan reducido o como en muchos casos no haya ingresos posibles, hace que todo gire alrededor de dicha situación, obsesionándonos con el tema y eso puede llegar a provocarnos malestar, ansiedad, depresión, sin pensar en disfrutar de otras pequeñas cosas que nos da la vida. Por ejemplo: Una persona sale de casa a las 8 de la mañana cada día para hacer cola en el INEM, ir a buscar trabajo, echar curriculums, mover cielo y tierra para intentar que le concedan una ayuda económica o ir a los bancos. Esto viene a ser la rutina de muchas personas y llegan a casa con la frustración y desesperación de haber perdido el tiempo porque no han conseguido nada de lo que se habían propuesto. ¿Pero al llegar a casa que pasa? Todo sigue igual y siguen pensando en los problemas económicos, y es normal. No voy a entrar en el tema de si el dinero da la felicidad, desde mi punto de vista no, pero da mucha tranquilidad.


Con todo esto que quiero decir, la crisis es un tema de alarma y preocupación pero esta haciendo que olvidemos pequeñas cosas que nos hacían disfrutar de la vida y olvidar esto hace que la desesperación vaya aumentando paulatinamente hasta llegar a provocarnos problemas no solo económicos, sino problemas de estado de animo, psicológicos, orgánicos, etc. La situación lo exige y no pensamos en tonterías, porque no vamos a perder el tiempo en cosas insignificantes con la que esta cayendo. La crisis gira y mueve nuestras vidas, pero y el leer un buen libro? Disfrutar de la familia? Dar un paseo? Son cosas que vamos olvidando y realmente nos puede ayudar aliviar el momento y por unos instantes olvidar todo lo que ello conlleva.

Cada día que pasa veo más la desesperación de la gente por la situación económica en la que están viviendo. Personas sin trabajo, desahuciados, sin recursos ni medios para poder salir de la crisis.

Todo el mundo esta viviendo estos duros momentos y si no es en primera persona, es viendo como a tu familia, amigos y conocidos les está afectando.

Son momentos de desesperación, incertidumbre, tristeza, angustia, que nos afecta a nuestro estado de ánimo, conducta y pensamiento. Esta claro que todo es relativo a la circunstancia que uno este viviendo. Hay crisis y CRISIS. Pero lo que si es bien  cierto que hay personas que reaccionan igual ante la idea de que una crisis es inminente, como a la propia crisis en sí.

Tal y como he dicho antes, la crisis nos afecta a nuestro estado de animo de una manera tan abrumadora que puede llegar hacer que caigamos en una depresión. Por lo tanto los problemas empeoran.

A medida que la crisis económica afecta cada vez más a los hogares, empezamos a plantearnos el criterio económico como eje principal nuestra felicidad, por lo que empezamos a sufrir las consecuencias.

La crisis supone que nos veamos inmersos en un periodo de inestabilidad provocando estrés, incertidumbre, agresividad, sentimientos de culpa, apatía, aislamiento, falta de placer… Y estos síntomas se han de intentar controlar.

El problema viene cuando está situación se mantiene en el tiempo y nos lleva a caer en una depresión, pero cuanto más inmersos estemos en la crisis, más nos exige la situación que tiremos hacia delante. Estar triste o deprimido no va a solucionar el problema, por muy entendible que sea sentirse así, pero si nos cavamos un pozo, en la tristeza, hará que cada día que pase tengamos menos ganas de seguir luchando.  

Hemos de pensar que la crisis es un periodo transitorio, algún día todo volverá a ser como antes, pero también hemos de pensar en las consecuencias a largo plazo, no solo en las visibles sino en como cambiará nuestra personalidad, estado de animo, y como si no intentamos ver las cosas desde un punto de vista más optimista por muy negro que se vea nos puede llegar a ir destruyendo poco a poco no solo nuestra economía sino los vínculos familiares y sociales.

Personas que llevan mucho tiempo sin trabajo, sus fuentes de ingresos han disminuido o se están agotando o ya están agotadas, horas y horas de espera en colas, la búsqueda insaciable de un trabajo y no llegar a conseguirlo, el sentimiento de culpa por no poderle dar a su familia todo lo que se merecen y necesitan, anhelar lo que antes se tenia y ahora no se tiene, no sentirse útil, son factores que inducen a ese estado de animo que puede provocar consecuencias fatales en nosotros mismos. Consecuencias que hacen que no veamos las cosas desde un punto de vista objetivo, nos cueste más tomar decisiones y escoger la más acertada y  llegar hasta tal extremo que ya todo nos de igual y nos abunden los pensamientos negativos de que estando muerto todo sería mejor.

Yo no voy a dar consejos de cómo ahorrar ni como llevar la economía, eso bien lo sabéis vosotros y más quien está en situación de recortes. Yo solo os voy a recordar pequeñas cosas que ya sabéis vosotros pero que a veces es necesario que te las digan o repitan y más cuando solo tienes un tema que te ronda por la cabeza.
  
Así que… ¡Empecemos!

·        Cuando estamos deprimidos, sentimos que no tenemos energía. Sin embargo, mientras mas inactivos estemos, más nos deprimimos. Por lo tanto, es sumamente importante obligarnos a hacer aquellas cosas que nos van a ayudar a sentirnos mejor, como por ejemplo: Hacer ejercicios, escribir, leer, pintar, cuidar plantas o cualquier hobby, hablar con quien nos hace reír y nos hace sentir mejor, etc.

·        Busca el apoyo de tus familiares y amigos. Y sobre todo hacer que la familia sea el punto de apoyo y no de distanciamiento, ya que en situaciones difíciles la familia puede ser la más afectada.

·        Establece un estilo de vida sano. Come adecuadamente. Trata de dormir y si no lo logras, intenta relajarte. Hay que tener las energías a tope para poder superar el día a día y emprenderlo con todas las fuerzas posibles.

·        No busques sentirte mejor a través del alcohol, el cigarro o las drogas. Eso no soluciona nada y además es un gasto innecesario.
·        Busca actividades que mantengan tu mente ocupada, sobe todo en situaciones que estés solo.

·        Expresa tu coraje y tu tristeza, adecuadamente.
Si lloras, no te avergüences. Todos sufrimos en diferentes momentos de nuestra vida, pero cada quien vive su dolor de una manera diferente.

·        Aprende a aceptarte y a perdonarte. Califica tus conductas, pero no te califiques a ti como persona. Ni te devalúes, culpes o regañes.

·        Reexamina tus necesidades, expectativas y prioridades. Puedes estarle dando un valor equivocado a ciertas cosas y esta puede ser una de las causas que aumenten tu estado de animo bajo.

·        Mientras buscas trabajo, haz cursos, fórmate, harás cosas que te distraigan, aprenderás y conocerás a gente.  

·        Vive el día a día. Valora los pequeños detalles que no valen dinero y son los más importantes (una sonrisa, una caricia, un te quiero…)

Y para finalizar quiero darles todo mi apoyo a las personas que estén viviendo esta situación tan difícil y dura y de paso me gustaría hacer un llamamiento desde aquí para aquellas personas que sepan o conozcan de algún puesto de trabajo y se lo puedan ofrecer a otras.

Un abrazo enorme.

7 comentarios:

  1. MUY BUENA ENTRADA, A TODOS NOS AFECTA LO DE LA ECONOMIA, Y ES BUENO QUE ALGUIEN TRATE ESTOS TEMAS, UN BESO.

    ResponderEliminar
  2. Es un tema global, aún en los paises donde los porcentajes de ocupación son medio/altos, los desocupado no tienen nada o muy poco... Vivir de un subsidio es medianamente reparador, pero no deja de ser humillante y no ayuda a la estabilidad emocional del que día a día sale a buscar trabajo y se pierde junto con el deseo de cumplir como proveedor familiar y sustentar lo mínimo y básico...

    Es una buena entrada, muy clara

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Dificil tema, en el que según tu explicas, es como la pescadilla que se muerde la cola.
    Saldremos de esto???
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues es ..hay demasiadas cosas que se pagan con dinero..
    Y cuando la pobreza entra por la puerta..el amorse va por la ventana decia el ultimo de la fila..y con razón..

    ResponderEliminar
  5. ¡Buen blog! ¡Buen mensaje! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Intersting post sweetie! I was thinking...maybe we can follow each other?! XoXo

    FashionSpot.ro

    ResponderEliminar
  7. Buen temaaaaaaaa !! espero que tu tambien me visites... estare aqui siempre

    ResponderEliminar